Programa “3xi”: Residenta de La Protectora logra su primer trabajo tras gran desempeño en práctica profesional

 

Carmen Sandoval (19), residenta de la Residencia La Protectora Nuestra Señora de Fátima de Chillán

 

En marco del programa “3xi”, impulsado por Juntos por la Infancia, Carmen Sandoval (19), de la Residencia Nuestra Señora de Fátima de Chillán, tuvo la oportunidad integrarse al mundo laboral al entrar a hacer una práctica profesional en una empresa, quien luego de su gran desempeño fue contratada por la misma logrando obtener su primer trabajo.

 

“Pertenecer a esta empresa es muy importante para mí, ya que, como persona tengo sueños y metas para poder surgir y salir adelante. Estoy profundamente agradecida porque me han hecho sentir acogida y respetada, lo cual me motiva todos los días a responder con responsabilidad y entusiasmo”, comparte Carmen.

 

La residenta destaca que ha podido integrarse y relacionarse muy bien con su grupo de trabajo y que esta experiencia le ha permitido aprender cosas nuevas como “toma de decisiones y responsabilidad”.

 

Este caso fue posible gracias a la alianza de la Protectora de la Infancia con Maxagro en marco del programa “3xi” de Juntos por la Infancia, una cruzada solidaria por la infancia que tiene como propósito construir una cultura de encuentro en la que las empresas se involucren del cuidado y protección de los niños en situación de vulnerabilidad.

 

En marco de este programa, La Protectora y Maxagro desarrollan desde 2019 la iniciativa llamada “Vida independiente”, la cual busca “apoyar a las jóvenes residentas para que al cumplir la mayoría de edad puedan seguir estudiando o trabajando para cumplir con sus proyectos de vida”, explica Sara Reyes, directora de la Residencia femenina “Nuestra Señora de Fátima” de Chillán de La Protectora, que acoge a niñas desde los 9 a 19 años.

 

Acerca de la inclusión de Carmen Sandoval a la empresa, Rolando Rojas, Gerente Personas de Maxagro, destaca el desempeño de Carmen: “luego de su gran compromiso y, sobre todo, sus ganas, se ganó un puesto en nuestra empresa”.

 

Rojas afirma que Maxagro tiene la convicción de ser un aporte al bienestar y acogida de las residentas de Nuestra Señora de Fátima y generar oportunidades que promuevan el desarrollo de las jóvenes.

Comentarios recientes